Dermatología médica > Cómo abordar las enfermedades cutáneas crónicas

enfermedades-cronicas01

La medicina actual tiene como objetivo fundamental el prolongar las expectativas de vida de las enfermedades, pero no solo aumentando la esperanza de vida, sino mejorando la calidad de vida de los pacientes.

Se trata no solo de VIVIR MÁS TIEMPO SINO VIVIR MEJOR Y EN MEJORES CONDICIONES VITALES

Son muchas las enfermedades que llegan a nosotros para “quedarse”, casi podríamos decir, que salvo con las enfermedades infecciosas que podemos combatir el resto se queda formando parte de nuestra vida y convivimos con ella.

Puede ser vivir con “tensión alta”, con asma, con jaquecas, con diabetes… en el caso de la piel son muchas las enfermedades que conviven con nosotros y pueden hacerlo de modo crónico o con brotes desencadenados por diversos factores.

Desde hace años PSORIASIS, DERMATITIS ATÓPICA, LIQUEN ESCLEROSO, LUPUS ERITEMATOSO… Y también desde hace años estamos alcanzando niveles inimaginables en la calidad de vida de los pacientes con tratamientos novedosos, en su mayoría basados en la inmunoterapia, que administrados de modo crónico, permiten “vivir saludablemente” con la enfermedad.

Estábamos acostumbrados a tediosos e incomodos tratamientos locales, o a tratamientos orales con efectos secundarios graves en su mantenimiento a largo plazo. Y ahora disponemos de una nueva ola de fármacos de administración en ocasiones mensuales que nos permiten sufrir unos leves efectos secundarios unos días y no repetir el tratamiento hasta un mes después.