Cáncer de piel > Hay que «ocuparse» de las manchas no «preocuparse»

manchas01

El MELANOMA es el cáncer de piel más frecuente en menores de 50 años y, a diferencia de otras variedades, el que presenta la tasa de mortalidad más elevada en estadios avanzados. 

Tenemos muy buenas noticias respecto a su pronóstico si se realiza una detección precoz, pues en estadios iniciales la incorporación de nuevos tratamientos de inmunoterapia ha elevado de modo espectacular los índices de supervivencia en los últimos cinco años. Estos tratamientos se utilizan no solo para el abordaje de los melanomas después de la cirugía, sino incluso previamente a esta, para mejorar las tasas de supervivencia globales.

Y ESTO ES LO REALMENTE IMPORTANTE. Cuánto más precozmente se diagnostica más mejora su supervivencia. HAY QUE MEJORAR LAS ESTRATEGIAS PARA EVITAR LA DETECCIÓN TARDÍA.

Durante años los dermatólogos nos hemos basado en los CRITERIOS ABCD

A: DE ASIMETRÍAS (un nevus asimétrico es más peligroso)

B: De BORDES (los bordes irregulares aumentan el riesgo)

C: De COLOR (la intensidad de color y la irregularidad en la distribución de este son un signo de preocupación)

D: De DIÁMETRO, siendo por encima de 5 mm un factor de peor pronóstico.

 

Hay otro factor muy importante: El mayor índice de cancer de piel tipo melanoma depende del sol y de las quemaduras solares sufridas antes de los 16 años. Por lo tanto hemos de  cuidarnos del sol, pero ese cuidado actual no nos deja libres de riesgo y por lo tanto de necesidad de revisión

Es importante revisar nuestras manchas cutáneas y detectar signos de los descritos, en especial si hemos tenido una infancia con gran exposición solar o quemaduras.

El conocimiento de los rasgos de riesgo en una mancha, pueden ayudarnos a acudir más precozmente a un dermatólogo. Pero hemos de acostumbrarnos a OCUPARNOS PERIÓDICAMENTE DE NUESTRAS MANCHAS Y NUESTRA PIEL, PARA NO PREOCUPARNOS.

Los dermatólogos disponemos desde hace años de técnicas diagnósticas para detección del melanoma con la DERMATOSCOPIA DIGITAL que nos permite identificar el tumor en estadios mucho más precoces y con un pronóstico excepcionalmente bueno para los pacientes. La tecnología y precisión han mejorado espectacularmente.

Una revisión periódica nos GARANTIZA UNA DETECCIÓN PRECOZ Y LA DETECCIÓN PRECOZ, NOS GARANTIZA UN BUEN PRONÓSTICO.

Dejemos a los DERMATÓLOGOS PREOCUPARSE DE NUESTRAS MANCHAS, OCUPÁNDONOS DE PROGRAMAR NUESTRAS REVISIONES Y QUE LA DERMATOSCOPIA DIGITAL PASE A FORMAR PARTE DE NUESTRAS RUTINAS EN LAS REVISIONES MÉDICAS.